¿Por qué molestan más las varices en verano? - Doctor Rafael Sánchez
1083
post-template-default,single,single-post,postid-1083,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-16.2.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

¿Por qué molestan más las varices en verano?

Por qué molestan más las varices en verano

¿Por qué molestan más las varices en verano?

Las varices son el primer síntoma de una insuficiencia venosa. Cuando la sangre no circula con normalidad se acumula en los vasos provocando que estos se dilaten y se dañen. Las venas afectadas se tiñen de un color oscuro y suelen localizarse, en la mayoría de los casos, en las piernas. Las mujeres suelen ser las más afectadas por los problemas de varices y, con la llegada del buen tiempo, se preocupan por el hecho de no querer enseñar unas piernas oscurecidas.

Pero las varices no son solamente una cuestión estética, sino que su diagnóstico y tratamiento es necesario para poder evitar que aparezcan problemas de salud más graves. Además, con la llegada del verano los síntomas de las varices aumentan. Por eso, en los meses más calurosos los pacientes se hacen varias preguntas ¿Por qué en verano la sensación de dolor e hinchazón en las piernas aumenta? ¿Es posible tratar las varices también en verano o hay que esperar a otras épocas del año más frescas?

Por un lado, se podría decir que las altas temperaturas no son muy amigas de las varices, pero la buena noticia es que el verano no tiene por qué ser una mala época para someterse a un tratamiento para eliminar las varices que pueda mejorar notablemente la vida de quien las padece. Veamos en detalle las respuestas a las dos preguntas planteadas y cuáles son las mejores alternativas para acabar con las varices sin cirugía.

Por qué molestan más las varices en verano

SÍNTOMAS DE LAS VARICES EN VERANO

Como ya hemos citado al principio, las varices son un problema derivado de una dificultad para que la sangre circule con normalidad. Por su parte, el verano es la época donde se alcanzan las temperaturas más altas del año. Cuando las temperaturas empiezan a superar los 25 grados centígrados, las personas que padecen varices empiezan a notar la diferencia frente a las estaciones más frías.

Y es que es cierto que el propio calor provoca que las venas se dilaten aún más, haciendo que los síntomas de las varices sean más molestos. De por sí, las personas con varices en las piernas sienten hinchazón y cansancio en las piernas, así como picores y dolores incómodos. El calor, al ser un dilatador, puede hacer que estos síntomas crezcan y que puedan llegar a ser insoportables.

Por el motivo citado anteriormente, tampoco es recomendable que las personas que tienen varices pasen por saunas, baños de agua muy calientes o se depilen con cera. Si tú también sufres por esta afección y has notado un empeoramiento de los síntomas con la entrada del verano, dedica un rato el día a descansar las piernas en alto; practica ejercicio; sigue una dieta equilibrada con hidratación abundante e intenta refrescar las piernas con cremas frías y duchas de agua fría.

¿SE PUEDEN TRATAR LAS VARICES EN VERANO?

Es cierto que, como sucede con cualquier tratamiento, en verano hay que prestar especial atención a las condiciones y a las precauciones. Concretamente, en los tratamientos para eliminar varices, sucede que las estaciones más frescas suelen ser más ideales. Pero no siempre es posible esperar a que las temperaturas bajen y la realidad es que en la actualidad hay opciones para terminar con las varices sin cirugía que no suponen ningún problema si se practican en verano.

Por eso, si necesitas terminar de una vez con tus molestias en las piernas puedes hacerlo incluso en verano, de hecho, con tratamientos como la esclerosis con microespuma o el pegamento Venaseal no será necesario que utilices medias de compresión por un largo periodo de tiempo. La escleroterapia es un tratamiento ambulatorio que prescinde de cirugía y de trámite preoperatorio. Tampoco necesita un postoperatorio como tal y el paciente puede recuperar su vida normal sin recurrir a una baja laboral.

El proceso es simple, la microespuma llega a las venas afectadas a través de pequeñas inyecciones y las sella. De esta manera, el color oscuro del varo desaparece y la sangre se desvía hacia otros que estén sanos. El resultado son unas piernas sin varices ni arañas vasculares. Este tratamiento con espuma esclerosante se puede realizar en cualquier época del año y minimiza las molestias del paciente.

Después del tratamiento, será necesario que el paciente evite exponerse al sol en las horas centrales del día o a un calor muy intenso. Además, puede que sea recomendable llevar algún día medias de compresión para ayudar a los vasos a recuperar la normalidad. Pero lo más adecuado será siempre seguir las indicaciones del especialista para que el resultado sea siempre satisfactorio.

Cabe recordar que los resultados de la esclerosis con microespuma son equivalentes al de una intervención quirúrgica, pero con todas las ventajas anteriormente nombradas. Si sufres por problemas de varices, recurre al Doctor Rafael Sánchez.

El Doctor Sánchez es especialista en Cirugía Vascular, Angiología y Flebología, desarrollando mayormente su labor en las áreas de cirugía de varices y escleroterapia. Él mismo te ofrecerá el mejor tratamiento para eliminar las varices después de un diagnóstico preciso con Eco Doppler. Si tu caso es compatible con la escleroterapia, podrás despedirte de las varices sin dolor y sin cirugía.

No Comments

Post A Comment


Cirugía Vascular y Angiología Granada y Jaén | Doctor Rafael Sánchez